Yaakov y su familia

Génesis 32:3 – 36:43 | Vayislaj

Parashá Anual – Génesis 32:3 – 36:43

Nombre de la Parashá: Vayishlaj – Envió | Génesis 32:3 – 36:43

Lecturas Complementarias: Abdías 1:1-21 | Mateo 2:13-23

Tiempo de enderezar lo torcido

Ya`akov (Jacob) había trabajado en Harán 14 años por sus dos esposas y finalizado ese tiempo, no había adquirido para sí, nada de su arduo trabajo. Durante los últimos siete años, había tenido una familia numerosa y debía procurar su propia prosperidad. Entonces trabajó seis años adicionales para tener sus propios rebaños. Pero las trampas de su tío le forzaron a huir y ahora camino a la tierra de su origen, tendría que enfrentar a su hermano Esaú, quien seguramente querría cobrar la venganza por lo sucedido años atrás.

El título de esta Parashá (porción): Vayishlaj, proviene del primer versículo: Ya`akov (Jacob) envió (vayishlaj) mensajeros (malajim en hebreo) a su hermano Esau.

La palabra hebrea malajim también significa ángeles, a quienes Yehováh envió como mensajeros a la tierra para hacer Su voluntad.

Habían pasado en total 20 años desde que los hermanos habían dejado de verse. Ahora Ya`akov (Jacob) está realmente preocupado por la reacción que podrá tener su hermano, y parece que estaba en lo correcto.

Los mensajeros que envió primeramente le trajeron una noticia aterradora: Esaú venía a su encuentro con 400 hombres muy armados! Eso no era un comité de bienvenida.​

Desarrollando una estrategia ganadora

Ante semejante noticia, Ya`akov decide poner en acción una estrategia de tres puntos:

    1. Oración desesperada
    2. Comités de aplacamiento (diplomacia moderna)
    3. Preparación para sobrevivir

Ya`akov acude a Yehováh como su primer recurso, apropiándose de las bendiciones que Él le prometió y a la vez reconociendo su propia realidad: temor, vulnerabilidad, fragilidad y dependencia absoluta de Él. Esa oración tuvo un efecto.

Yehováh trajo a su mente el segundo punto: organizar comités con presentes que aplacarían la ira de su hermano, lo cual dio resultado como se ve en la historia. A pesar que Ya`akov había hecho todo lo anterior, dividió su familia en dos campamentos pensando que al menos una parte de ella podría sobrevivir. En esto se muestra una vez más la parte humana que desconfía de la protección de Yehováh quien le había dicho que le haría bien al regresar a su tierra. Pero tal parece que ante la angustia del riesgo por venir, Ya`akov toma decisiones “por si acaso” las cosas salen de otra manera.

Luchando con Yehováh

Él solo, aquella noche, Ya`akov lucha con un hombre (ish – איש) misterioso hasta que despunta el alba. Cuando ‘el hombre’ no puede derrotar a Ya`akov, le toca su cadera y queda desde entonces afectado. A pesar de todo Ya`akov insiste en ser bendecido y obtiene lo que busca. Génesis 32:26.

Ya`akov entiende que su encuentro ha sido con Yehováh porque así lo expresa en el verso 32:30

Y llamó Ya`akov el nombre de aquel lugar Peni-’El, porque dijo: Vi a ’Elohim cara a cara, y aún así fue librada mi alma.

Las luchas de Ya`akov le conducen a la madurez; estas empezaron mientras compartía con Esaú el vientre de su madre; al momento del nacimiento tuvo otra lucha por salir de primero; pasados algunos años vuelve a enfrentarse con Esaú para obtener el derecho a la primogenitura; luego con su padre para obtener la bendición correspondiente; después con Labán su tío ante los engaños de que era víctima y ahora con Yehováh quien cambia su nombre justo antes de su reencuentro con su hermano Esaú.

Junto con la bendición obtenida, vino un cambio de nombre: Yisrael  (Israel) lo cual implica una nueva identidad porque mientras Ya`akov significa: suplantador o engañador, Yisrael significa: ‘Príncipe de Yehováh o ‘Justo con Yehováh‘ o ‘el que lucha con Yehováh‘.

El encuentro de Ya`akov y Esaú no es menos que dramático. Podemos imaginar la ansiedad del primero ante la reacción del segundo. Pero Yehováh había utilizado los presentes para ablandar el corazón de Esaú facilitando así un fraternal encuentro.

Fue tal el cambio de Esaú que ofreció dejar acompañantes para la caravana; pero Ya`akov decidió ir solo. Al fin y al cabo iba para otro lugar y así marcan sus rutas separadas: Ya`akov va para Sukot mientras que Esaú se dirige a Seir, lugar que recibió de Yehováh como herencia.

El honor vengado

Ahora nos encontramos con un pasaje donde aparece el celo de Leví y de Shimón (Simeón). Leví habría de manifestar de nuevo esa característica generaciones más tarde cuando sucede el evento del becerro de oro al pie del monte Sinay. Aunque Dinah era hermana también de Reuvén (Rubén), Yahudáh (Judá), Yissakhár (Isacar) y Zevulún (Zabulón) quienes eran todos hijos de Lea, en la venganza solo participaron Leví y Shimón.

Su motivación fue el trato deshonroso que Shekhem (Siquem), el hijo de Hamor, dio a la muchacha. Ya`akov desaprueba el hecho y es entonces cuando Yehováh le habla claramente dándole instrucciones de partir para habitar en Bet-‘El.

Camino a la Casa (Bet) del Poderoso (‘El), Ya`akov decide hacer un compromiso mayor con Elohim limpiando su familia de los ídolos y de aquellas cosas supersticiosas que podían estar utilizando.

Es en Bet-‘El que Yehováh ratifica su pacto con Avraham, Yitsjak (Isaac) y ahora con Ya`akov, respecto de entregarle por heredad a su descendencia, la tierra en la que se encuentra.

Después de esto y durante el camino hacia Migdal Éder (la Torre del Rebaño), hacia el sur cerca de Tzión, Rajel (Raquel) muere durante el parto de Binyamín (Benjamín); y esta muerte temprana nos hace recordar el juicio que pronunció Yaakov (Jacob) cuando Labán le alcanzó preguntando por sus terafines, los cuales tenía Rajel ocultos bajo su cuerpo. Muy enojado por la acusación de Laván, Ya`akov había declarado que aquella persona que tuviera los ídolos, pagaría con su vida, entonces nos preguntamos: ¿Alcanzó esa maldición a Rajel (Raquel)?

Aplicación Práctica

La vida se compone de desafíos, de problemas, y la manera de enfrentarlos o resolverlos con éxito. Algunas veces acertamos y otras fallamos. Pero la estrategia que nos da Ya`akov es inigualable porque comienza por lo realmente importante: Conversar con nuestro Padre, quien es absolutamente Soberano y está en control de todas las circunstancias de nuestra vida.
 
Toda solución siempre nos involucrará también, porque Yehováh nos equipó con facultades para ser usadas de la mejor manera; en otras palabras Él y nosotros formamos un equipo que podrá sobreponerse a todos los retos que emerjan durante nuestra peregrinación:
 
Si Yehováh es con nosotros, quién contra nosotros? Romanos 8.31
 
Vida de Ya’akov by Miguel Forero

Otros temas relacionados con esta Parashá

8. Vayislaj - Envió
Miguel Angel Forero R

El Valor de la Soledad

La vida de Yaaqov (Jacob) constituye un modelo de experiencias variadas de las cuales podemos aprender muchas lecciones. Conocemos la historia de este hombre, quien

Leer más »
8. Vayislaj - Envió
Miguel Angel Forero R

Yeshúa en el Génesis

Yeshúa el Cordero sin mancha de Yehováh nació dentro del perímetro del área apartada para apacentar las ovejas destinadas a los sacrificios en el Templo! De esta manera, estaba anunciándose de manera indirecta desde su nacimiento, cual sería su destino conforme a los planes eternos de Yehováh.

Leer más »
8. Vayislaj - Envió
Miguel Angel Forero R

La Verdadera Riqueza

Hay un mundo de diferencia entre lo que Esav quiso decir cuando declaró que tenía “en abundancia” y lo que Yaaqov quiso decir cuando declaró que tenía “todo”. Esaú, un hombre egoísta, preocupado sólo de sus posesiones materiales, proclamó “Tengo en abundancia”, porque “abundancia” es algo cuantitativo.

Leer más »

Déjanos tu comentario