Yosef y sus hermanos

Génesis 37:1 – 40:23 | vaShelev

Parashá Anual – Génesis 37:1 – 40:23
Nombre de la Parashá: Vashelev – Y habitó…
Lecturas Complementarias: Amós 2:6 – 3:8 | Mateo 1:18-25

Una familia con serios desafíos

Muchas personas de ésta generación se quejan de sus familias porque son realmente disfuncionales y hasta se cuestionan si se les puede llamar con esta palabra: “Familia“. No que se requiera que sean perfectas en todo sentido, pero sí que provean un modelo y los medios adecuados para equipar a las nuevas vidas que van llegando allí: los hijos.

La familia de Ya`akov no era perfecta como podemos comprobarlo en estos capítulos: doce hermanos hijos de dos hermanas y de las siervas de éstas; un padre con preferencias muy evidentes, hermanos celosos, vengativos y resentidos, mentirosos, crueles y egoístas; y para completar el cuadro, un hijo preferido poco prudente. Pero cuando miramos toda la historia hasta el final, hallamos cómo Yehováh, pacientemente toma esas “piedras preciosas en bruto” y las transforma en joyas. Unas más apreciadas que otras, pero todas igualmente valiosas.

Yehováh, es quien está detrás de todo lo que sucede en el escenario, y puede tornar hasta las situaciones más crueles en experiencias productivas, que traerán resultados favorables aún a aquellos que detonaron la desgracia.

Foto con permiso de: https://www.freebibleimages.org

El origen del desbalance

 Tengamos presente que Ya’akov (Jacob) había amado a Rajel (Raquel) desde su juventud. Por eso cuando ella le dio a luz a Yosef, él tendió a protegerlo y a amarlo de manera preferencial.

Cuando Yosef (José) fue vendido, contaba con 17 años y Ya’akov con 108; Yitsjak (Isaac) su abuelo, tenía 168 años y aún vivió por otros 12. Leah murió alrededor de éste tiempo. Podemos inferir, sin lugar a dudas, que los valores que exhibió Yosef durante su vida en Mitsrayim (Egipto), le fueron provistos  por su abuelo y su padre. 

Los sueños de Yosef eran de origen divino y mostraban proféticamente la posición de liderazgo que tendría en la familia; pero cuando los comparte con su familia,  intensifican el odio de sus hermanos hacia él, más aún cuando su padre le regala una túnica fina y exclusiva que puso en evidencia su posición privilegiada en la familia.

Debemos observar que los patriarcas, Avraham, Yitsjak y Ya’akov, exhiben una relación más íntima con Yehováh, mientras que las cabezas de las doce tribus y sus descendientes son menos sensibles a la necesidad de esa intimidad. 

01_Joseph_Potiphar_JPEG_1920
Foto con permiso de: https://www.freebibleimages.org

Yahudá se distancia

PARECIERA que Yahudáh (Judá) se aleja de sus hermanos a causa de todo lo ocurrido con Yosef. Es probable que hubiesen surgido fricciones a raíz del triste y vergonzoso suceso de vender a su hermano y engañar a su padre; de manera que él se marcha para habitar aparte de sus hermanos. Aquí hay un cuadro de lo que sucedería en el futuro porque sabemos que el pueblo actual conocido como los judíos, son descendientes principalmente de Yahudáh y han vivido separados por generaciones del resto de sus hermanos que nos hallamos en la dispersión.

La historia de Yahudáh y Tamar, es notable también. En el plan de Yehováh, ella estaba destinada para formar parte de la genealogía del Mesías. Pero los hijos de Yahudáh obraron perversamente y por eso perdieron la vida. Sea esta una evidencia de cómo las acciones de una persona, en este caso hablamos de los hijos de Yahudáh, pueden alargar o acortar su vida. Los versos 7 y 10 afirman explícitamente, que Yehováh les quitó la vida, dando a entender que murieron tempranamente como consecuencia de sus acciones perversas.

Tamar es engañada al no ser dada como esposa al hijo menor de Yahudáh según la Ley, y opta por rescatar su honor. Yahudáh,“se llega a ella” (tiene relaciones íntimas) y concibe un hijo. Ahora según la Ley, (nótese que aún no se había dado la Ley en el Sinaí al pueblo de Israel, pero esto no implica que no hubiese conocimiento de ella), Tamar debería morir a causa del pecado que supuestamente cometió, y así lo expresa Yahudáh.

Tamar no revela públicamente la identidad del padre de su hijo. Tal parece que, aunque hubiera podido dejar en ridículo a Yahudáh, opta por enviarle un mensaje en privado y se resigna a la respuesta que venga de él. Yahudáh reconoce su falta y la reivindica, aunque nunca más tuvo relaciones íntimas con ella. Así a través de Perets (Fares – Mateo 1:3), tuvo continuidad la linea de descendencia que traería al Mesías. 

Yosef en Mitsrayim (Egipto)

Si hay un lugar en la Biblia en el que podemos aprender de la soberanía de Yehováh y su control absoluto de la existencia humana, es éste (aparte, claro está, de la historia de Yeshúa).  ¿Entendía Yosef lo que estaba ocurriendo? ¿Qué de los sueños que había tenido? Se hallaba lejos del amor protector de su padre Ya`akov y nada parecía tener sentido ahora. Del puesto de honor que tenía, repentinamente había caído al hoyo oscuro de la esclavitud!

Tengamos en cuenta que durante todo este proceso, no hay registros de que Yehováh se haya aparecido a Yosef para consolarlo. Yehováh, tampoco le revela la verdad de lo sucedido a Ya`akov. Tanto este como aquél, tuvieron que aprender a caminar por fe desprendiéndose el uno del otro, y descubriendo a la vez la manera de depender de su Padre Eterno: Ya’akov, manteniéndose fiel a su compromiso con Yehováh a pesar de haber “perdido”  a su hijo más querido; y Yosef, viviendo en la integridad y rectitud de acuerdo a la Toráh ó mandamientos de Yehováh aprendidos por medio de la instrucción de su padre Ya`akov y su abuelo Yitsjak.

Hay muchos detalles que podríamos comentar de esta experiencia, solo mencionaré algunos y dejaré el resto para que los lectores tengan el gusto de descubrirlos.

    • Yosef lleva cerca de 10 años en la cárcel y está viviendo en duras condiciones. Aunque era el encargado de algunas cosas, eso no era comparable con la manera que había vivido en casa de su padre y luego en casa del egipcio. ¿Tendría esperanzas de salir de allí?

    • Yosef, protege su corazón de la amargura. Así cuando observó la expresión de preocupación en los rostros del copero y el panadero de palacio, les preguntó: “Por qué causa están hoy tristes vuestros semblantes?”. Tal gesto de amabilidad, desencadenó los sucesos que años más tarde le abrirían las puertas de la prisión y le llevarían a su posición de autoridad.

    • Yosef era un esclavo en la prisión; pero no se consideraba sí mismo como tal y por tanto nunca se limitó a tener una actitud servil. Se atrevió a ir más allá de los deberes de un esclavo mostrando no solo respeto sino interés en las vidas de quienes le rodeaban.

Aplicación Práctica

Tu interés genuino por otros puede ser la llave que te abre las puertas que necesitas.

​Apaga el celular, libérate de la esclavitud de las redes sociales, pon un horario limitado para “chatear” y ábrete a quienes están cerca de ti. Las comunicaciones electrónicas son impersonales porque no te permiten expresar tus sentimientos con gestos, con el tacto, con la mirada… 

Hablar con “caritas” (emoticones) que representan  sentimientos, nunca será lo mismo que un abrazo de consuelo, una pregunta oportuna, una expresión compasiva de tu rostro ó una mirada tierna al conversar compartiendo un café.

​Ninguna tecnología puede reemplazar el valor del contacto personal, porque fuimos creados para crecer por medio de relaciones personales reales, no virtuales.

Otros temas relacionados con esta Parashá

Miguel Angel Forero R

Bereshit 37:1-36 | Vayeshév

Parashá Trienal – Bereshit (Génesis) 37:1-36 Nombre de la Parashá: vaYeshev = Se estableció Lecturas Complementarias: Jeremías 38:1-13 | Mateo 3:13-17 ¿Somos Colonos? O Peregrinos… Ya`akov

Leer Más »
Miguel Angel Forero R

La Fiesta de la Dedicación

Llegó entonces la Dedicación [Jánuca] en Yerushaláyim. Era invierno, y Yeshúa se paseaba en el Templo, por el pórtico de Salomón. Juan 10:22-23 ?SI BIEN por

Leer Más »

Déjanos tu comentario